i-public@
reflexiones sobre administración pública inteligente

miércoles, 18 de marzo de 2015

El puzle del cambio

Helmut Klagues, ilustre académico alemán, es un experto en gestión del cambio aplicado a organizaciones públicas en general, y a entidades locales en particular. Obligadas son sus teorías en las que clasifica los procesos de gestión del cambio en diversas tipologías según su carácter más agresivo ("lanzamiento de bombas" = implantar el cambio a toda costa y sin contar con los actores) o menos ("balsa de aceite" = extender el cambio de forma muy lenta, muy consensuada, con tendencia a convertirse en una burocracia cronificada).

La virtud, como en tantas cosas en la vida, suele estar en el punto medio o , alternativamente, en construir un modelo de cambio que combine  un poco de todos mezclando y aplicando los ingredientes según el caso.

Un poco de todo ello es lo que estamos intentando hacer en el proyecto que estamos poniendo en marcha para acelerar la Justicia en entornos digitales cuyo plan para 2015 presentó ayer el Ministro a los medios.

Se trata , por un lado, de cerrar proyectos "históricos" del departamento que se han venido implantando a modo de "balsa de aceite" pero que fruto de ello llevamos más de una década y aún están sin cerrar. En un mundo con cambios vertiginosos y con un desarrollo tecnológico voraz es difícilmente asumible esperar otros diez para cerrar lo básico , los cimientos del edificio. Por ello hay que tomar decisiones drásticas y cerrar por ley , poniendo una fecha límite y haciendo que todos los afectados se pongan las pilas de forma definitiva. La Justicia sin papel, de la que se lleva hablando desde hace una década, debe ser una realidad ya. Los ciudadanos no esperan otra cosa.

Sin embargo, cuando se trata de abrir nuevas líneas de trabajo , completamente novedosas, es preciso primero abrir el debate para analizar pros y contras , y obtener ideas, para a partir de ahí ir construyendo el sendero a base de proyectos piloto e iniciativas más limitadas que puedan ser evaluadas. Es la única manera de construir servicios con rigor, que sean a la par flexibles y eficaces. La Justicia abierta, de la que muy pocos hasta ahora han hablado en este mundillo, debe seguir esta lógica.

De todo ello hay en el vídeo (5') que os adjunto y que pretende ilustrar el trabajo que estamos haciendo en el Ministerio
con el que queremos contribuir a que la Justicia sea un servicio público a la altura del siglo XXI. Pretendemos cerrar proyectos y abrir otros. Con ese doble objetivo nos plenteamos el 2015.


 

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.