i-public@
reflexiones sobre administración pública inteligente

martes, 9 de abril de 2013

Resetear nuestras #AAPP

Innovar requiere sobreponerse al freno importante de la autocomplacencia y del " de esto no hay nadie que sepa más que yo" . Sabemos bastante de ello en unas Administraciones públicas sometidas a una vieja pero arraigadísima cultura burocrática en la que un rol de lo público como figura preminente en las dinámicas económicas y sociales junto a legiones de empleados públicos (fijos o eventuales, políticos o funcionarios) incapaces en no pocas ocasiones de mirar más allá de la ventana de sus palacions administrativos forman un cóctel explosivo.

Mal vamos mientras desde la propia Administración no se entienda que la actual sociedad en red poco o nada tiene que ver con el esquema social tradicional basado en jerarquías y en funciones perfectamente delimitadas.

Mal vamos mientras que desde las propias instituciones no se entienda que dentro de dicha sociedad , la institución es un nodo más en un enjambre inestable de relaciones, y que sólo desde la colaboración leal y abierta con el resto de actores es posible abordar complejos problemas sociales. 

Mal vamos mientras que los que dirigen las Administraciones no asuman que el cambio no pasa tanto por una frenética actividad legislativa sino por el ejercicio de liderazgos transformadores en el día a día que aborden de una vez por todas el necesario cambio cultural que se precisa. Y que para que dicho cambio se produzca invertir en la capacitación de sus profesionales es fundamental.

Mal vamos mientras que los empleados públicos no entiendan que aprobar una oposición y pasar por un determinado número de puestos no da la sapiencia absoluta. Mientras no entiendan que son ellos  los que deben autorresponsabilizarse y tomar las riendas de su carrera profesional, preocuparse por su aprendizaje, entender que la sociedad  demanda competencias que van más allá de la cotidianiedad de la práctica administrativa y que no pueden esperar pasivamente que sea su institución quien se ocupe de este aprendizaje. En los tiempos que corren dar un paso al frente es necesario y más aún teniendo en cuenta que la propia razón de ser del empleo público debiera llevar implícita una exigencia suprema de profesionalidad y capacitación. 
 
Todas estas inercias suponen un pesado lastre para las posibilidades de innovar en lo público y consecuentemente de avanzar para este país. Resetear y cambiar el chip es una obligación
.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.