i-public@
reflexiones sobre administración pública inteligente

viernes, 31 de octubre de 2014

Nuevos retos, en tiempos difíciles

Son ya muchos años los que muchos profesionales públicos y privados están trabajando para poner la Justicia de nuestro país al día de las demandas de la sociedad del siglo XXI. Proyectos de reforma de diversa índole (legal, orgánica, procesos y tecnológicos) se vienen sucediendo desde hace tiempo en una ingente labor en la que se ha hecho mucho pero queda  mucho por hacer.

La justicia digital poco a poco se va abriendo paso. Con muchas dificultades y obstáculos, pero el camino está iniciado y es irreversible. TAnto el Estado como las Comunidades Autónomas tienen en marcha numerosos proyectos de digitalización en los diferentes aspectos de la Administración de Justicia: la gestión procesal, los expedientes, archivos, interoperabilidad, entrada / salida de documentos,  etc. Proyectos de calado que conviven con otros como la reforma de la Oficina Judicial - en los que confluyen numerosos actores (jueces, procuradores, fiscales, secretarios, funcionarios de justicia, abogados...) - u otros de impacto directo en la ciudadanía como los que afectan al Registro Civil.

La justicia digital como medio para agilizar y hacer más eficiente el servicio es un aspecto clave. Pero no podemos olvidar su caracter de servicio público y la orientación que debe ofrecer al ciudadano. Es preciso reorientar la justicia hacia modelos abiertos que adopte nuevas pautas de relación con los ciudadanos y con todos los actores de forma que éstos en red puedan ser partícipes de un nuevo modelo de siglo XXI. Transparencia, participación y colaboración también en justicia. Relato de qué se está haciendo, cómo se está haciendo y vías abiertas para contribuir y colaborar también.

Y una justicia innovadora, en la que el talento de sus profesionales se conecte y ponga en valor para ir evolucionando a replantearse las formas de hacer y el huir del más de lo mismo o de la peligrosa digitalizacióin del caos. Los profesionales deben formar parte de este proceso, sin duda, e incorporar en su ADN la cultura de la innovación.

En este proyecto me embarco a partir del lunes próximo en el Ministerio de Justicia para aportar mi granito de arena desde el gabinete del Ministro. Tras muchos años de trabajo en servicios públicos que están innovando para adaptarse a los nuevos tiempos, seré uno más en el colectivo de las muchas personas que llevan años trabajando en todas estas cuestiones. Un reto complicado, pero apasionante.

4 comentarios:

Iñaki dijo...

Es un gran reto que asumes en un momento muy complicado, por la situación de la justicia y por lo avanzado de la legislatura.

Me atrevo a aconsejarte que no caigas en el frecuente error del "adanismo", porque ha habido intentos muy dignos de modernización en la justicia, de los que estoy seguro se puede aprender mucho y contienen ideas rescatables y aprovechables.

Te deseo mucho éxito!

estratic dijo...

Hola Oscar
Felicidades!!
Dentro de un mes presento mi investigación sobre justicia abierta. Quizá te pueda servir. Es continuación de esta http://papers.ssrn.com/sol3/papers.cfm?abstract_id=2304565
Creo que ambas te pueden ayudar
Muchos ánimos y suerte!
Un abrazo,
Carlos

ocortes dijo...

@Iñaki, efectivamente es un reto complicado en el que intentaremos aportar lo que se pueda en el tiempo que estemos por allí. Comparto contigo que con frecuencia se tiende a pensar por quien llega que es quien tiene las ideas y que no hay historia atrás. Los que conocemos la Administración sabemos que es un grave error porque hay mucha gente trabajando mucho tiempo en estas cuestiones que han desarrollado un enorme capital que hay que aprovechar, rescatar y quizá orientar.

@estratic, la justicia abierta creo que es un eje de futuro en el que hay que empezar a trabajar. Gracias

Jesus Rojas Seguido dijo...

En primer lugar Enhorabuena Oscar, creo que en estos momentos la Administración necesita de personas de tu perfil y trayectoria, y en segundo lugar y dado lo avanzado de la legislatura, me permito traer a colación la famosa frase de "Piensa en grande y empieza pequeño". Es decir, creo que como ya te he oído comentar en alguna ocasión, este proceso de transformación de las AAPP es irreversible, pues bien pensad el modelo global, robusto, solido y abierto y empezad con iniciativas que hagan que hagan imposible la vuelta atrás..solo así veremos culminado este proceso en un tiempo razonable.

Se ha producido un error en este gadget.