i-public@
reflexiones sobre administración pública inteligente

lunes, 30 de marzo de 2009

PPPs en España y GB: oportunidades y retos (I)


Los lectores habituales de este blog recordaréis que hace un par de semanas asistí al seminario La Colaboración Público-Privada en la Gestión de SErvicios Públicos: Perpectiva Técnica y Valoración Social organizado por el Ayuntamiento de Madrid en colaboración con el Centro PwC & ie de Sector Público. En dicho seminario nos entregaron la publicación Public-Private Partnerships en España y el Reino Unido: Oportunidades y Retos que ha elaborado dicho centro de investigación y ando leyendo estos días.


El documento es un informe sobre las claves de la utilización de los partenariados público-privados (PPP) a partir de la experiencia acumulada en uno de los estados donde más se utilizan, el Reino Unido. Además se concreta dicha práctica sobre tres sectores fundamentales donde los PPP se han ido abriendo camino importante: sanidad, educación y prisiones; y se establece una comparativa con España para detectar puntos de mejora y recomendaciones para un exitoso empleo en nuestro país.


Para los que no tengáis acceso al documento voy a resumir los aspectos más importantes en una serie de post, el primero de los cuales es éste. Tengo que advertir que el informe se decanta por resaltar los beneficios de los PPPs dejando a un segundo plano los inconvenientes o malas experiencias; en ese sentido creo que estaría algo incompleto.


La utilización de los PPPs en el Reino Unido alcanza ya casi los veinte años. En este periodo han acumulado una amplia experiencia en distintos tipos de proyectos en muy variados sectores, lo que les ha permitido:


  • Tener una legislación específica regulando los PPPs.

  • Establecer un centro nacional de coordinación (órgano transversal para todo el Gobierno).

  • Disponer de contratos modelo para los sectores más activos en PPPs.

  • Realizar evaluaciones oficiales, la más importante de las cuales realizada en marzo 2006 y titulada Strengthening Long-Term Partnerships.

Dicha evaluación, realizada como encuesta a usuarios, gestores públicos y socios privados, da una idea sobre la valoración actual que, en diversas instancias, se tiene de esta forma de colaboración. El resultado es bueno en términos generales: hay satisfacción entre los usuarios, los problemas se resuelven en plazos razonables y el valor por dinero (value for money) es aceptable.


Gracias a esta acción, a otras similares y a la experiencia acumulada, los británicos han forjado un consenso sobre qué elementos hacen falta para que prosperen los PPPs:



  1. El contrato y la forma de cooperación tiene que permitir cierta flexibildad, especialmente en sectores donde el riesgo de cambios operativos es mayor.

  2. Es cuando menos cuestionable el valor del dinero para servicios auxiliares.

  3. Es necesario hacer pruebas de mercado (market testing) periódicas para garantizar cada cierto tiempo que el servicio prestado es competitivo y se adapta a las necesidades.

  4. Es importante construir una relación de socios a largo plazo (vs. la tradicional cultura de cliente-proveedor).

  5. Es necesario hacer que se ejecuten las sanciones por incumplimiento de objetivos. En la práctica no se hace.

  6. La valor por dinero debe controlarse a lo largo de la vida del proyecto, y no al principio.

  7. Refinanciaciones pueden alterar los beneficios privados. Es importante pactar un reparto de estos beneficios si se produjeran.

  8. Es útil establecer una mesa de apoyo donde los socios compartan los problemas, sus soluciones y se documenten.

Aquí todavía tenemos mucho que aprender. Aunque España es uno de los estados donde los PPPs se están utilizando con más intensidad , este desarrollo se ha venido haciendo de forma deslabazada sin una estrategia definida. Se han tomado decisiones más por la necesidad de poner en marcha servicios sin recursos que por tener claros los objetivos y los resultados. Faltan procesos coordinados, transparentes y un compromiso de educar e informar a los ciudadanos de las ventajas / inconvenientes. La Ley de Contratos del Sector Público es un paso hacia una mejor regulación. Pero del todo insuficiente.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.