i-public@
reflexiones sobre administración pública inteligente

martes, 3 de marzo de 2009

La OPE de la crisis


Como prometíamos ayer ya estamos en disposición de comentar la Oferta de Empleo Público para el 2009 que aparece publicada hoy en todos sus detalles en BOE mediante el decreto correspondiente. Habitualmente es el instrumento que sirve para marcar las directrices básicas sobre planificación de recursos humanos y desarrollo de procesos selectivos que deben seguir los diferentes departamentos y organismos de la AGE. También es costumbre que dichas directrices contengan un cúmulo de buenas intenciones que no siempre se cumplen por los órganos gestores.

La primera consideración tiene que ver con la constatación de la crisis económica sobre el empleo público de nuevo ingreso. Hay un recorte de plazas que, si miramos OPEs de años anteriores, es bastante radical: por ejemplo, en cuerpos como Ingenieros Industriales del Estado hemos pasado de 12 a 4 plazas, los TAC también caen a casi el 50% e , incluso el de TICs pasa de noventa y tantos a 65 (y eso que las TIC, junto con el control del fraude o la aplicación de la Ley de Dependencia son algunos de los sectores considerados prioritarios). Si además tenemos en cuenta que las solicitudes para participar en las oposiciones están aumentando un 10%, conseguir una plaza va a ser misión muy complicada.

Otra directriz interesante es la derivada del artículo 55.2.e del EBEP sobre la adecuación entre el contenido de los procesos selectivos y las funciones o tareas a desarrollar. Aunque se constata un proceso de cambio profundo en la Administración propiciado por la incorporación masiva de tecnología y la transposición de normativa europea que traerá cambios en nuestro derecho público no hay concreción en este aspecto puesto que tan sólo se indica que las pruebas selectivas podrán completarse con pruebas psicotécnicas o de aptitud disminuyendo el peso de las pruebas memorísticas. Ya veremos convocatoria a convocatoria.

La agilidad del proceso selectivo es otro criterio general que merece la pena que destaquemos. Se insta a los organos gestores a publicar las bases antes del 1 de mayo y la toma de posesión de nuevos empleados públicos durante este año 2009. Eso sí, se contemplan excepciones que habrán de ser autorizadas por la Dirección General de la Función Pública.

Otras cuestiones a destacar pueden ser la posibilidad de hacer convocatorias con Tribunales y Órganos de Selección comunes (ya veremos cómo casa esto con las dietas jugosas que suelen percibir los miembros de los mismos) o la presentación telemática de solicitudes / portal específico con todas las novedades, etc. Aunque esto último tampoco es muy novedoso que digamos.

5 comentarios:

funcionator dijo...

Un tema importante a destacar que se ha quedado en el tintero:

la insultante escasez de plazas de promoción interna, al menos, en los TIC y quizás en menor medida también en los TAC.

El desprecio a los cuerpos de gestión, al menos en los TIC (no sé si hay algo igual a nivel de TAC) es un tema que se lleva denunciando hace tiempo, pero parece que sin ningún éxito como está a la vista.

Así que este año más de lo mismo. Veremos las sorpresas que a la postre nos traerán las convocatorias, ya que en desde el INAP se oyen voces que hablan de "cambios importante" en los procesos selectivos.

Me echo a temblar.

ocortes dijo...

@funcionator, gracias por tu aportación. Respecto a los "cambios importantes" que se oyen desde el INAP falta hacen desde luego y quizá empiecen con esta OPE, aunque ya se lleva tiempo hablando de ello y nada de nada. También está pendiente la reforma profunda del INAP en su forma jurídica (agencia) y en su forma de actuar

Gabiotillo Diego Funcionario dijo...

Al respecto de tus comentarios.

La adecuación de contenidos al puesto lleva mostrándose como directriz desde la OEP de 2005. En lo referente a las pruebas de los TIC, se hizo un cambio (insuficiente) del tercer examen. Se paso de un puro examen de bolas a un examen en el que había que combinar habilidades de redacción y síntesis, pero poco más cambio.

Con la agilidad, tres cuartas partes de lo mismo, incluyendo la llamada a tribunales comunes. Creo que esto último ya estaba en la OEP de 2008. La llamada a una fecha tope de las convocatorias viene incluso de antes.

Si hay cambios, no los veremos hasta que salgan las convocatorias concretas.

oposicionestic dijo...

@funcionator, en las TIC el cuerpo superior siempre se ha caracterizado por un gran corporativismo (ahí está su asociación ASTIC). Lo cierto es que siempre ha sido notorio y conocido que era mucho más fácil aprobar el grupo A (ahora A1) por acceso libre que por promoción interna. @ocortes, una cosa es lo que diga la oferta de empleo público, y otra distinta la realidad. Los tribunales solo aplicarán esto si hay una instrucción reglamentaria que lo desarrolle (si no, todo se quedará en declaración de buenas intenciones o brindis al sol). Hace 3 años, cuando se estableció la norma de publicar las plantillas de los tests del grupo A TIC, y no lo hicieron, yo lo solicité por escrito al tribunal. La contestación que obtuve es que no había reglamento que lo forzase (pese a lo que ZP anunció a bombo y platillo)

funcionator dijo...

@gabiotillo, creo que sí hay un cambio radical en el 3º en el 2005, y es el paso a la más absoluta subjetividad y arbitrariedad en el tercero, dado su formato 100% abierto (tema propuesto por el tribunal relacionado con un conjunto de temas del temario).

Es verdad que lo de las bolas desde luego no parece que fuera la panacea, pero al ser fundamentalmente temas jurídicos tenía la ventaja de que se podía medir mucho más objetivamente (aunque luego está ciertametne la suerte de quien se ha estudiado 5 temas y le toca el que se sabe).

Desde entonces ha sido una fuente de polémica entre los opositores porque los agravios comparativos que genera entre exámenes son tremendos.

Aclarar que mi crítica se centra en el formato de la oposición, no en los miembros del tribunal, que sobre la base de este formato entiendo tienen una labor difícil.

De ahí lo que decía que vista la experiencia de los cambios previos "me echo a temblar".

Me da la sensación que igual que en otros ámbitos es más importante aparentar que se hace algo que hacerlo bien, y si hay cambios no creo que éstos sean una excepción.

Pero ya que parece que los va haber y puestos a pedir, me gustaría, sobre todo, TRANSPARENCIA, lo que a la postre también redundará en una mayor calidad del trabajo del tribunal por la cuenta que le trae, sea el formato de proceso de selección que sea.

En ese sentido echo muy falta, por ejemplo, que en los examenes haya un informe sobre cada oposición en el cual el tribunal tenga que justificar en base a qué criterios ha valorado a los aspirantes de cada sesión, qué valoró más qué menos, etc. A la postre permitiría cosas tan sencillas y básicas como que los opositores sepan qué han hecho mal y tener la oportunidad de mejorarlo para la siguiente vez.

Creo que eso sí que sería un cambio positivo. ¿Lo veremos en esta vida?

Se ha producido un error en este gadget.