i-public@
reflexiones sobre administración pública inteligente

lunes, 28 de abril de 2008

Seguimos con el debate del nuevo MAP...


Acabo de leer los distintos posts aparecidos en los blogs Administraciones en Red y Sociedad Conectada-Voz y Voto sobre la reciente reestructuración del MAP que comentábamos hace unos días. Sin duda se trata de un debate interesante en el que voy a intentar de poner mi granito de arena.


Desde mi punto de vista la nueva estructura refleja en buena medida algunas cuestiones básicas:


  • Continuidad en los proyectos y en las políticas. Por ello, la estructura sufre pocos y no muy importantes retoques.

  • La prioridad que se le da al cumplimiento de la ley 11/2007. De ahí seguramente provenga le idea del cambio de nombre a la antigua Dirección General de Modernización; la terminología "Impulso a la Administración electrónica" tiene un matiz de acción muy adecuado al objeto que se visualice bien este propósito (y qué mejor que en el título de una DG). Otra cuestión es el contenido competencial; y aquí estoy de acuerdo con Félix Serrano e Iñaki Ortiz que no parece muy apropiado separar los temas de "sistemas" propiamente dichos de los temas de "procesos" puesto que ambos van íntimamente relacionados.

  • El carácter poco estratégico de las políticas de reforma administrativa. Sólo así se puede explicar el enfoque operativo e instrumental que se le viene dando a estos asuntos en la AGE o la débil coordinación ejercida por el MAP. Por ello, la función de "Modernización" en el ámbito administrativo que se refiere Iñaki (yo prefiero llamarla "Innovación") no tiene un reflejo organizativo real, ni en el MAP, ni en Presidencia, ni en el nuevo Ministerio de Innovación.

  • El significado otorgado a "Organización Administrativa". La palabra "organización" de siempre se ha utilizado de forma muy diversa: según quién la utilice y cómo se utilice tendrá un valor u otro. En muchas entidades, la función de organización alcanza un sentido amplio refiriéndose no exactamente a las tareas de rediseño de procesos y sistemas, sino también al diseño organizativo, la definición de puestos de trabajo, las relaciones entre los mismos. En estos casos adquire un peso fundamental y va vinculada directamente a la estrategia. Otras veces, adquiere la forma de "Dirección de Organización y Sistemas" que tiene un carácter más operativo (en este caso podría asimilarse a la anterior función de la DG de Modernización Administrativa). En el ámbito de la AGE las cosas son algo diferentes: la palabra "organización" ha tenido habitualmente un matiz operativo, tanto lo referido a rediseño de procesos (que ahora conforman la nueva DG) como lo relativo a estructura de puestos de trabajo, ya que la actuación del MAP en este campo ha sido la implementación técnica y detallada de las decisiones políticas de estructura de la AGE tomadas en el entorno de Presidencia del Gobierno.

  • La dificultad para equilibrar la autonomía ministerial con la necesidad de que la AGE actúe disponga de unos servicios comunes únicos y eficientes en el ámbito electrónico para todas sus estructuras. En este sentido parece difícil que la coordinación del MAP logre este propósito y también soy partidario de un nuevo organismo transversal en la línea apuntada por Félix Serrano.

En otro orden de cosas, el pasado viernes el Consejo de Ministros nombró al nuevo Director General de Organización Administrativa.

1 comentario:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Se ha producido un error en este gadget.