i-public@
reflexiones sobre administración pública inteligente

jueves, 3 de septiembre de 2015

Ética, valores y Administración



Ha salido recientemente publicado en castellano el libro "Administración pública con valores. Instrumentos para una Gobernanza Ética". Será presentado el próximo 10 de septiembre a las 19:30 en el INAP por su director, Manuel Arenilla, el filósofo Javier Gomá y el ministro de Justicia Rafael Catalá. 

Los autores son de sobra conocidos, especialmente Francisco Longo, referente obligado de todo lo que tenga que ver con la reforma de la Administración del que tras mucho tiempo colaborando en el Club Dirección Pública ESADE Alumni y cuando fui hace años alumno del Diploma en Función Gerencial de las Administraciones públicas  en Madrid he aprendido mucho que me han ayudado en el desempeño de diferentes funciones públicas.

La conjunción entre el asunto que aborda- la ética, los valores y la Administración- con el tiempo que vivimos lo hace de lectura necesaria para todos aquellos que tenemos un fuerte interés en lo público. 

Son muchos los cambios que nos toca vivir. Las transformaciones sociales derivadas de la sociedad del conocimiento y la entrada en el escenario público de nuevas generaciones (la llamada generación “Y” o millenials 18-35 años), la complejidad creciente de los problemas públicos, cada vez más “retorcidos”, la aparición de nuevos actores o el cambio en el poder relativo de los existentes, los episodios de corrupción que desgraciadamente hemos conocido. Todo ello acelerado severamente por una revolución digital sin precedentes y una crisis económica.  Un escenario de “tormenta perfecta” donde “predominan el cambio sobre la estabilidad, las hipótesis sobre las certezas, y la exploración sobre la mera aplicación de las reglas “ (pág. 56).

Ante esta situación los ciudadanos miran a la Administración condicionados en gran parte por los cambios en sus hábitos, costumbres, por su experiencia cotidiana. Teniendo en cuenta que como dicen los autores en la página 35 “el concepto de buena Administración, aquella que se adecúa a las necesidades de los ciudadanos, es inherente a la reflexión sobre los valores del servicio público” estamos ante la necesidad de un cambio cultural en la Administración que la conecte de una manera más eficaz con la sociedad de hoy en día. 

Llegados a este punto un asunto crucial que plantea el libro es la relación entre Administración pública y valores contrastando valores clásicos con valores emergentes. Se sugiere un reposicionamiento de muchos de ellos hasta el punto de colmar las expectativas sociales. Diríamos que éste es parte del escenario post burocrático al que necesariamente se van a ver abocadas las Administraciones ante la insuficiente capacidad del modelo burocrático tradicional para afrontar los complejos retos del futuro.


Conviene a su vez destacar la aportación de síntesis que Longo y Albareda nos ofrecen sobre los instrumentos, mecanismos y procesos necesarios para construir una infraestructura ética adecuada para el fortalecimiento ético de las Administraciones. La reflexión teórica es imprescindible pero ha de acompañarse de resultados concretos y el detalle de experiencias comparadas a nivel nacional e internacional que podemos encontrar en el libro es buena prueba de ello.

En definitiva, una aportación muy útil que ojalá sirva para contribuir a ese cambio de mentalidad que demandan nuestras Administraciones.



No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.