i-public@
reflexiones sobre administración pública inteligente

martes, 29 de mayo de 2012

Lo público en un excel de ingresos y gastos

Hace unos días escribía en twitter lo siguiente "me resisto a creer que la gestión pública se limite a un excel donde cuadrar ingresos y gastos". Lamentablemente cual péndulo que va de un extremo a otro hemos pasado de una gestión de los asuntos públicos irresponsable y despilfarradora en numerosos aspectos a otra en que pilares básicos conceptuales de las ciencias políticas y de la administración se derrumban ante la hegemonía de valores como la eficiencia  y racionalidad económica. 

El plantear hoy las decisiones públicas (desde la existencia de un Ayuntamiento a la viabilidad de un servicio) únicamente en términos de rentabilidad económica es tan desafortunado como el recalentar ayer de forma populista expectativas de los ciudadanos ofreciendo una espiral de servicios "todo-gratis" del todo insostenibles e innecesarios. Espero equivocarme pero nos enfrentamos a un futuro muy negro; es más, me atrevería a decir que de lo que hoy nos estamos arrepintiendo por las conductas de ayer, mañana nos arrepentiremos por los devastadores efectos del paradigma de hoy. Tiempo al tiempo.

Por ello igual que hace años en plena bonanza (cuando arranqué con este blog) hablaba de la necesidad de introducir sensatez y racionalidad en la gestión pública, de no olvidar el valor de la eficiencia, de aprender y utilizar en el sector público las buenas prácticas probadas en el sector privado creo que es buen momento para recordar que lo público es mucho más que cuadrar un excel de ingresos y gastos.

Lo público es de todos y para todos; a través de lo público se actúa a largo plazo sobre el bienestar de una sociedad y su singularidad radica precisamente en que hay otros rasgos y valores que le dan sentido: equidad, justicia, accesibilidad, equilibrio, legalidad, objetividad, eficacia, responsabilidad, transparencia o universalidad.

Cuadrar el excel es necesario, ¡sin duda! Pero no olvidemos que no es lo único , o nos acabaremos arrepintiendo.Si no nosotros, las generaciones venideras.




No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.