i-public@
reflexiones sobre administración pública inteligente

lunes, 11 de enero de 2010

Política y dirección pública: juntos pero no revueltos


El papel de la política en la dirección de las organizaciones públicas es un elemento frecuentemente sometido a debate y discusión. Existen varios puntos controvertidos: uno de ellos es hasta dónde debe inmiscuirse la política en la dichas funciones directivas partiendo, eso sí, de la base que en cualquier país democrático la dirección superior de la cosa pública, que incluye como aspectos más relevantes la estrategia y la formulación de políticas , es legítimo que corresponda a aquellos representantes elegidos por los ciudadanos. Salvando el hecho que cada país tiene su modelo - el nuestro se caracteriza por un destacado protagonismo del perfil político en los puestos directivos de cada una de las Administraciones - política y profesionalismo son conceptos que frecuentemente chocan al hablar de dirección pública siendo es uno de los retos pendientes en la reforma de nuestras Administraciones.

Otro aspecto polémico es la relación políticos-empleados públicos que igualmente presenta no pocos puntos de vista enfrentados. Por una parte muchos empleados públicos acaban convirtiéndose en políticos profesionales; a otros aún estando en continuo trabajo con políticos les cuesta comprender una dimensión imprescindible en la dirección pública como es la que conlleva el ejercicio de la política. Por otra parte los políticos se han ganado "a pulso" una baja credibilidad no sólo entre la ciudadanía sino también entre los empleados de las organizaciones que les toca dirigir: cortoplacismo, tacticismo, intereses particulares, escasa comprensión del medio y baja profesionalidad son algunos de los reproches que se respiran dentro de las Administraciones públicas.

Para hablar de estos y muchos otros temas hemos invitado a Dolores de Cospedal, secretaria general del Partido Popular, a la próxima cena-coloquio del Club Dirección Pública de ESADE Alumni en Madrid. Su perfil no es el del político español "al uso" que hace carrera de partido y acaba pasando por numerosos puestos de dirección en diversas Administraciones. Más bien al contrario se trata de una empleada pública (abogada del Estado) que ha ocupado puestos funcionariales, altos cargos de perfil político y actualmente dirige uno de los mayores partidos políticos de nuestro país con serias aspiraciones de gobierno en las próximas elecciones.

Será el próximo lunes 18 de enero en ESADE Madrid. Si tenéis algunas preguntas para trasladarle las podéis dejar como comentario.

1 comentario:

Gabiotillo Diego Funcionario dijo...

Interesante evento, sin duda. Precisamente ayer leí algo sobre los cambios de cultura en la cosa pública, que tachaba de imposible por no existir realmente una cultura definida, sino una constante variación basada en la influencia política, que el funcionario sigue de modo más o menos proactivo dependiendo de su tendencia. El ejemplo que ponía es la Adm. Bush vs Adm. Obama, y cómo se ha pasado del ocultismo en aras de la seguridad nacional a la apertura para mayor gloria de la democracia.

Se ha producido un error en este gadget.