i-public@
reflexiones sobre administración pública inteligente

miércoles, 18 de febrero de 2009

El tijeretazo de los 1500 millones


El pasado viernes el Consejo de Ministros dió la aprobación formal a lo que ya había anunciado unos días antes el presidente Zapatero ante el pleno del Congreso: el famoso ajuste presupuestario de 1.500 millones de euros en la AGE.


La nota informativa la podéis leer porque es muy escueta. Sería interesante conocer cómo se ha cogido una cantidad global (los 1.500 millones en este caso) y se ha repartido el tijeretazo en los distintos departamentos (Igualdad al margen); quizá se haya hecho un prorrateo en base a ciertos criterios y luego un ajuste según las negociaciones pertinentes. O se han empleado argumentos más sofisticados. No sé.


Desde luego hay otras cosas que quedan más claras..... O NO . Según la nota, no se recortarán partidas de personal, inversión productiva o protección social (sic) y los ajustes presupuestarios que se llevan a cabo se centran en gastos que no se consideran estrictamente imprescindibles para el normal funcionamiento de los servicios públicos de la AGE. Entiendo que el capítulo I y el VI (que son los que más recursos consumen) permanecerán intactos y sobre todo los recortes se harán en partidas del capítulo II.


Se vuelve a repetir la historia de siempre: no se tocan los puntos sensibles, especialmente en lo referente a la necesaria reducción del número de efectivos en los niveles bajos, que es donde habría que tocar porque es lo razonable en el contexto actual; y, sin embargo, se recortarán partidas que algunas de ellas sólo servirán para hacer más incómodo el trabajo de los empleados públicos a cambio de unos ahorros pírricos.

6 comentarios:

Gabiotillo Diego Funcionario dijo...

Pues lo de no tocar Igualdad, no lo entiendo. Mira que se podría recortar en servicios comunes del ministerio (e.g. RRHH y TIC asociadas) haciendo uso de recursos de otros departamentos ministeriales en lugar de crearlos desde cero. No se cuanto sería, pero entre picos, palas y azadones, los 10 kilos nos los ahorraríamos seguro. Y seguro que hasta los funcionarios (algunos) lo agradecerían. Por ejemplo, en lugar de estar dedicando su tiempo a un correo corporativo propio del ministerio estarían dedicándose a servicios y aplicaciones propias de su negocio.

funcionator dijo...

Este tipo de actuaciones que muestran siempre la misma filosofía parecen responder o bien a que el nivel político no tiene la más mínima idea de dónde están los problemas de verdad en la Administración, o bien que no tienen el más mínimo interés de solucionar nada, sino simplemente realizar el habitual marketing pudiendo anunciar alguna actuación que a su juicio hará pensar a la opinión pública que se están tomando grandes medidas.

No sé cual de las dos opciones es más deleznable. Pero en fin, más de lo mismo.

Espero que con el tiempo y gracias a blogs como éste lo tengan más difícil con el tiempo por encontrarse con una opinión pública más informada.

Actualmente, al menos, es evidente que la consideran completamente ignorante, de lo contrario no se podrían a atrever con actuaciones insultantes como éstas.

funcionator dijo...

Simplemente añadir que no cabe duda alguna que hay un potencial de ahorro muy importante en la Administración, muy superior al importe en cuestión.

Pero claro, exige actuaciones con criterio por una parte que requieren currárselo y con valor por otra que se enfrenten a los obstáculos y las personas que se resistirán a desmontar sus castillos.

Pero eso es mucho pedir para unos políticos.

ocortes dijo...

@gabiotillo diego funcionario, estamos de acuerdo. Los servicios comunes son una auténtica losa burocrática que darían muchas posibilidades para ahorrar. El programa del PSOE pretendía reformar la LOFAGE con el objetivo (así me lo confirmo la S.E. de Admon Pública) precisamente de dotar de estructuras más planas y flexible donde p.ej. no fuera necesario que si creas un ministerio tenga que tener una Subsecretaría con toda su legión de SGT, DG, SDG, etc. No sé en qué quedará la cosa

@funcionator, totalmente de acuerdo. Marketing político y cobardía para afrontar temas que ya están cayendo por su propio peso.

funcionator dijo...

ocortes,

Una curiosidad mía: ¿Tienes cifras sobre lo que puede ser el grado de la difusión en conjunto de la blogsfera sobre Administración Pública?

Sugerir también que una vez que salga la OEP quizás sea interesante escribir algo sobre el criterio con el que se han distribuido las plazas (especialmente las plazas TIC) y los cambios "de calado" que se llevan rumoreando que está diseñando el INAP para esta edición de los procesos selectivos.

Saludos y gracias por tu intensa actividad, y calidad los estos temas que tocas.

Bocina dijo...

He llegado por casualidad a este blog y quiero felicitaros por vuestros comentarios y, si me lo permitis introducir uno más.

Siempre tendemos a pensar en la Administración como una herramienta para la prestación de servicios a los ciudadanos y como buenos empleados públicos, yo también lo soy, no deja de llamarnos la atención la falta de rigor y discrecionalidad en la asignación de recursos de la que los máximos responsables habitualmente hacen gala; desde nuestras mentes racionales en muchos casos lo consideramos sencillamente inexplicable.

Quien escribe ésto ha tenido, supongo que la suerte, de ocupar durante algún tiempo un puesto de carácter técnico-político en una administración local y en reuniones donde, ingenuamente creía que se discutía de la racionalidad de los recursos, he podido escuchar al responsable político afirmar que las soluciones para optimizar los recursos se conocen o se intuyen, pero que lo prioritario es optimizar los recursos para seguir manteniendo el poder, y ésto último no siempre es compatible con la utilización de los recursos que con buena voluntad se propone, al menos desde la lógica al uso.

El establecimiento de redes clientelares, la financión de las infraestructuras organizativas de los partidos políticos o el peaje que debe pagarse en los niveles funcionariales de conexión política son factores que, en mi opinión, también deben tenerse en cuenta cuando se persigue explicar el funcionamiento de la Administración o de lo contrario cualquier solución que se aporte correrá un gran riesgo de fracaso, (riesgo que parece será mayor cuanto más descendemos en el nivel territorial de aplicación). Quizá introduciendo parámetros de este tipo podríamos llegar a conocer como se ha establecido y repartido la cantidad de 1500 millones que tanto nos llama a todos la atención.

Se ha producido un error en este gadget.