i-public@
reflexiones sobre administración pública inteligente

jueves, 3 de enero de 2008

Renta de emancipación: servicios públicos y política


Es común que en los diversos debates que tenemos en la blogosfera pública (e-Administración, directivos públicos, etc.) carguemos tinta contra los políticos y sus actitudes partidistas que impiden un desarrollo profesional de la Administración. Ayer mismo tocábamos el tema al comentar el informe Administración 2010 de ASTIC y la Asociación Española de Consultoras.

Como un ejemplo vale más que mil palabras traígo al blog las noticias aparecidas en la prensa de hoy sobre la puesta en marcha de la renta de emancipación para alquiler de viviendas. Resulta que la Ministra de Vivienda, ansiosa de notoriedad pública para vender lo poco que puede hacer en los 9 meses hasta las elecciones y promocionar así su carrera política, se saca de la chistera este nuevo servicio público que por cuestión de competencias tendrán que administrar las CCAA. La puesta en marcha, sin duda apresurada (las elecciones están a la vuelta de la esquina), provoca el colapso de vías de acceso telemático al impreso de solicitud de la ayuda, las webs de Vivienda y la del Alquiler joven. ¿Precipitación? ¿Falta de previsión? ¿Incapacidad de los técnicos? Tampoco se promociona en los medios de comunicación el servicio 060.es en el que se pueden descargar los impresos con mucho menos atasco ni aparece como "novedad" este nuevo servicio en dicho portal. ¡¡¡ Y eso que hablamos de descargar un impreso, nada de solicitar la ayuda por internet !!!

Además, la Comunidad de Madrid (políticos de diferente partido también conscientes de la cercanía electoral) salta a la palestra y denuncia que el Ministerio de Vivienda no les permite acceder a la aplicación informática que soporta el proceso de tramitación y que están haciéndolo " a mano". También que sus funcionarios no han sido formados. Vivienda por supuesto se defiende y acusa a la CAM de no prever qué funcionarios formarán parte del servicio. ¿Quién miente? Seguro que ninguno, serán medias-verdades.

Un ejemplo más de cómo la política interfiere y aporta más pegas que soluciones en ámbitos que deberían quedar fuera de su cobertura.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.