i-public@
reflexiones sobre administración pública inteligente

martes, 7 de enero de 2014

2014, el año de ...

Entrado el nuevo año es época de buenos propósitos. También de intentar adivinar algunas de las tendencias que irán cuajando a lo largo de los próximos meses, en este caso en el sector público que es la materia objeto de este blog.

Teniendo en cuenta que éste es año electoral (europeas en primavera), el que viene más todavía y que llevamos dos años especialmente duros de recortes, no parece que sean de esperar grandes acontecimientos en el ámbito de las Administraciones.

A priori las leyes (reformas, les llaman algunos) que van a condicionar en mayor medida el desempeño del sector ya están hechas y no cabe otra que esperar su desarrollo. Por otra parte hay asuntos largamente esperados que no tiene pinta que vayan a salir del cajón, mientras que otros de los que se lleva ya tiempo hablando tendrán que ir madurando y asentándose de manera definitiva.

Os dejo aquí mi decálogo para este año que empieza:

  1.  2014, el año de los "portales de transparencia": hecha la ley empezarán a crecer como setas los portales de transparencia. Lo que se publique o no, si sirve para algo o no, será otro cantar. Se constituirá el Consejo para la Transparencia con el nombramiento de sus miembros. Empezarán a desarrollarse reglamentariamente las diferentes cuestiones relativas a los procedimientos para solicitar información. Nos encontraremos con los primeros silencios administrativos.
  2. 2014, el año de la "suficiencia financiera": la reforma local acaba de entrar en vigor y sería de esperar que a lo largo de este año empezaran a aplicarse algunos de sus preceptos, especialmente los que tienen que ver de forma más directa con la consolidación fiscal ("reordenación" de servicios en función de las finanzas municipales). Al menos esa es la teoría; la realidad es que será un año de judicialización y búsqueda de triquiñuelas para sortear los aspectos más controvertidos de esta reforma.
  3. 2014, el año de la "regeneración democrática": palabrejas éstas que empezamos a oir hasta la saciedad como respuesta por parte de los poderes públicos a la creciente desafección ciudadana con partidos e instituciones. El debate sobre unas medidas u otras, avivado por la cercanía electoral, no ha hecho sino comenzar.
  4. 2014, el año de la implantación de CORA: trimestralmente conocemos en el Informe de Ejecución los proyectos concretos que van avanzando - por ejemplo, la centralización de compra de suministros- . Otros verán la luz en los próximos meses - ley del régimen jurídico de las AAPP.
  5. 2014, el año de la Agencia para la Gestión de Servicios Comunes en la AGE: es una incógnita pero lo cierto es que, tras la creación del CIO AGE, es una medida esperada que va en CORA. No obstante, no me haría ilusiones.
  6. 2014, el año del empleo público: recientemente el ministro de Hacienda se refería a que el proceso de destrucción de empleo público está prácticamente concluido. Aunque instante seguido algunos medios de comunicación han "atacado" con opinión (más que información) sobre el (supuesto) tamaño de empleo público en España, es de esperar una oferta de empleo público que, siendo restrictiva, lo podría ser menos que en años anteriores. En pocas semanas veremos si el famoso 10% (tasa de reposición) va incrementándose.
  7. 2014, el año del uso inteligente de las redes sociales: prácticamente hoy todo el mundo está en las redes sociales; las instituciones también. Pero del estar a obtener retornos ciertos de la presencia en redes sociales en términos valor público hay un trecho. Abiertos ya los perfiles, es importante empezar gestionarlos con inteligencia.
  8. 2014, el año de la (burbuja) de las smart cities: para unos un nicho de mercado, para otros una herramienta de innovación y mejora de servicios a la ciudadanía, lo cierto es que las smart cities están de moda. Mientras que las soluciones TIC y las oportunidades que ofrecen avanzan, los recursos municipales menguan. Se impone la innovación en la prestación de servicios a través de la colaboración.
  9. 2014, el año de los directivos públicos: este deseo es un clásico en mi blog que siempre pido y  nunca se cumple. Confiemos que en algún momento se desarrolle el EBEP y su famoso artículo 13.
  10. 2014, el año del intraemprendizaje público: el fomento de la cultura innovadora y el emprendimiento interno es clave para un cambio en nuestras Administraciones desde dentro. No será fácil pero podemos tener esperanzas cuando gran parte del debate e ideas producido en la red está empezando a abrirse paso en las instituciones. El foro organizado por el INAP el pasado mes de diciembre invita al optimismo.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.