i-public@
reflexiones sobre administración pública inteligente

lunes, 24 de noviembre de 2008

Conversación cercana con el Consejero Güemes en ESADE



El pasado miércoles 19 de noviembre celebramos en ESADE la primera cena-coloquio del Club Dirección Pública para la que contamos con Juan José Güemes, Consejero de Sanidad de Madrid.


El momento no podía ser más oportuno por el intenso debate social que las distintas políticas en materia sanitaria están provocando en la CCAA madrileña, lo cual (para su suerte o desgracia) ha otorgado al Consejero una importante presencia mediática a la que hay que añadir el ser un valor emergente en el PP madrileño.


Elegimos un formato de cena reducido (máximo 30 personas) que propiciara el debate cercano y cordial, sin las barreras que provocan auditorios mayores o la presencia de medios de comunicación. Las expectativas no defraudaron. Por encima de acuerdos o desacuerdos con sus posiciones políticas hay que agradecerle al Consejero su claridad en la defensa "sin tapujos" de sus ideas; unas ideas que con la que está cayendo no son quizá las más "políticamente correctas" (seguramente el clima de confianza y el formato elegido propiciara que se "soltase el pelo" en algunas ocasiones).


En su intervención inicial, Juan José Güemes, desde posiciones nítidamente liberales, defendió una reforma profunda del sector público y una redefinición del papel del Estado como premisa necesaria para abordar las dificultades actuales, abandonando definitivamente su rol de productor de servicios y centrándose en la supervisión o regulación del libre mercado.


Apostó por una serie de principios básicos para su modelo sanitario:


  • la libre elección de los usuarios (al estilo del "choose and book" británico en la que se puede consultar datos de cada hospital antes de elegir).
  • la necesidad de competencia entre proveedores públicos y privados,

  • la eficiencia la prestación de servicios,

  • la transparencia en el funcionamiento del sistema.






Ya en el coloquio surgieron diversos temas de interés: el modelo sanitario, la apertura de nuevos hospitales, los recursos humanos, la organización sanitaria, o la gestión de los servicios.

Sobre el modelo sanitario indicó que, aunque a veces pareciera lo contrario, hay un importante consenso de los grandes partidos en la defensa de la sanidad como servicio público, aunque con la posibilidad de prestación mediante entidades privadas (fórmula en funcionamiento en diferentes CCAA de distinto color político). En este sentido yo tampoco entiendo muy bien el debate ficticio que se crea en ciertas ocasiones: ¡ambos partidos políticos PP-PSOE acaban haciendo lo mismo! Apostó por la sanidad como motor económico de un territorio y por la introducción de técnicas de la empresa privada en la gestión pública que premien la eficiencia, el mérito y los resultados: "un jefe de servicio de un gran hospital gestiona un volumen de recursos públicos equivalente al de muchas grandes empresas de este país", "¿es de recibo que se necesiten ginecólogos y no sea posible tirar de algunos que prefieren estar en otros asuntos como ciertas investigaciones no prioritarias"? (sic).

Hubo muchas preguntas sobre la polémica suscitada por la apertura de ocho nuevos hospitales en la Comunidad. Destacó que en las últimas décadas no había habido ninguna ampliación de capacidad hospitalaria en Madrid y el logro que supone abordar un proyecto de este tipo en cuatro años. Las dificultades iniciales, propias de la complejidad del funcionamiento de un hospital y del escaso tiempo consumido en el traslado, se están superando y subrayó el
importante cambio cultural que va a suponer. Aún así se mostró más preocupado por la reforma de los actuales grandes hospitales madrileños, que se deberá realizar en los próximos años; a nivel de infraestructuras ("muy costosa, pero que se va a abordar aun estando en crisis") pero, sobre todo, por el cambio hacia una cultura de gestión ("esto costará más").

También apareció la cuestión del personal sanitario: asumió la necesidad de completar
las plantillas de los nuevos hospitales aunque reconoció las dificultades de encontrar profesionales sanitarios en ciertos lugares y para ciertos turnos de trabajo, "y este problema lo tenemos todos, en CAtaluña, Andalucía o Madrid" (sic). Asimismo destacó la creciente cultura de gestión de los facultativos de las generaciones más jóvenes.

Por último respecto a organización y gestión sanitaria defendió el modelo madrileño
de llevar la prevención y la supervisión de la salud de la población a la
atención primeria mediante la Dirección General de Atención Primaria. Abogó
por mejorar los sistemas de información y comunicación para que atención
primaria y especializada pudieran disponer de información del paciente que
les permitieran tomar decisiones. O, un asunto muy polémico: la implantación de indicadores de
desempeño para facilitar la libre elección de los ciudadanos ("¿por qué yo paciente no puedo saber si un neurólogo tiene mejores resultados que otro... ya decidiré luego si decido esperar tres años o no?" -sic-)

Lo único que eché de menos fue que no quedara tiempo para abordar cuestiones de e-sanidad o de sanidad 2.0. La cena pasó rápido y hay que reconocer que todavía muchos están en una onda 0.0. No así el Consejero que se mostró muy receptivo cuando le comenté sobre este tipo de dinámicas y a las conversaciones que se producen en la red.

2 comentarios:

Iñaki Ortiz dijo...

¿Alguna idea para las 1001? ¿Y no le interesa a Güemes "comprar" alguna de las que ya se han planteado?

Enhorabuena por las actividades tan interesantes que estáis organizando.

ocortes dijo...

Sí, sí que creo que le interesa. Le comenté el tema de las 1001 ideas y le resultó atractivo poder bucear en sitios donde se generan nuevas aportaciones.

Gracias por la felicitación. Ya te anticipo que próximamente vamos a montar un acto 2.0 continuando con los debates que tenemos en la blogosfera. Ya os contaré.

Se ha producido un error en este gadget.