i-public@
reflexiones sobre administración pública inteligente

martes, 25 de marzo de 2008

Una propuesta para la IX Legislatura: más TIC en las Cortes


Acabo de ver en las noticias como los nuevos señores y señoras diputado@s van pasando por el Congreso para recoger su acta de diputado y cumplimentar todos los trámites para formalizar su designación como cargos electos. Me ha llamado la atención ver cómo a todos los que iban llegando les recibía una mesa con personal del Congreso provista de montones de papeles, que les entregaban y se disponían a rellenar charlando entre ellos amigablemente mientras cumplimentaban hoja tras hoja. Estas imágenes me han llevado a escribir este post preguntándome si, aunque el poder legislativo no sea propiamente dicho Administración pública, no irá siendo hora que llegue también allí alguna brisa modernizadora.

El primer aspecto a considerar tiene que ver con el Reglamento de la Cámara. Creo que es lo primero que le dan a todo aquel que empieza a trabajar allí. Alguna vez le he echado un vistazo y asusta lo farragoso que hace todo el funcionamiento interno de la institución, no sólo en los aspectos más visibles para los ciudadanos como pueden ser los debates, sino en los procedimientos internos para el ejercicio de la actividad parlamentaria. Por ejemplo, la elaboración de enmiendas, proposiciones de ley/no de ley, interpelaciones, mociones... se sigue haciendo a la vieja usanza: redacción en word (por suerte ya no en máquina de escribir), impresión en papel y posterior registro insitu con el correspondiente sello. Es posible remitir por correo electrónico documentos pero el registro se debe hacer físico. Me lo confirma una amiga que trabaja en un grupo parlamentario. También me parece destacable el ingente trabajo que desarrollan ujieres, llevando kilos y kilos de papel de un lado para otro: informes, boletines, escritos, etc. Este cuerpo está lejos de pasar a situación de "a extinguir".

El presidente saliente Marín abordó un plan de informatización pero consistía básicamente en la dotación de equipamiento y comunicaciones: PDAs, internet en los escaños, wifi, etc. Aunque también intentó modificar el Reglamento para lograr una simplificación y una agilidad que son necesarias. Por unas cosas u otras no ha sido posible en la pasada legislatura.

Lo que sí ha mejorado en los últimos años ha sido la web del Congreso. Como buena web 1.0 permite consultar mucha información: boletines de las Cortes, agendas semanales, composición de grupos parlamentarios y comisiones, iniciativas, etc. Proporciona también la posibilidad de ver el Canal Parlamentario y acceder a una base de datos documental. Misma situación tenemos con una intranet sólo para consulta. Todavía queda lejos que esta web pueda adquirir la catalogación de 2.0 sirviendo de soporte para registro de iniciativas, desarrollo de debates, votaciones, intercambio de documentación, etc. que posibilite un "Congreso virtual" paralelo.

No sé si será un sueño, pero quizá sí una posibilidad.


1 comentario:

Gabiotillo dijo...

Como propuesta concreta al respecto, no estaría de más que se plantearán la eliminación del papel en los diarios de sesiones y boletines de las cámaras. Llama la atención que haya fecha para la eliminación del BOE en papel y no lo halla para la eliminación de la edición papel en los diarios de sesiones, máxime cuando quién tiene la competencia al respecto es el mismo organismo, la Agencia Estatal del BOE.

Se ha producido un error en este gadget.