i-public@
reflexiones sobre administración pública inteligente

lunes, 1 de junio de 2015

#Justiapps: innovación abierta en la Justicia

La Justicia es uno de los pocos ámbitos donde la innovación no ha llegado ... o al menos no ha llegado lo suficiente. Pero no es tarde si la dicha es buena: en este intento de que las cosas empiecen a cambiar uno de los retos es hacer ver que la innovación también puede ayudar a construir una justicia mejor. 

Cierto es que hablar de innovación en la Justicia tiene sus matices y reservas. No sé a vosotros pero a mí me pondría bastante nervioso a que un juez fuera excesivamente innovador elaborando sentencias y que movido por ese impulso de hacer cosas diferentes en cada momento , frente a dos supuestos iguales sus conclusiones en la aplicación de la ley fueran diferentes. De igual manera si las leyes procesales dicen que hay que esperar equis días para un trámite, pues para el secretario judicial de turno no cabe otra que aplicar lo que indique la norma.

Lo anterior no quiere decir que en cuanto al funcionamiento y la relación con los usuarios no se puedan hacer las cosas de forma diferente y mejor. Por supuesto que es posible. Y es aquí donde aparece verbo innovar como expresión de una acción protagonizada por personas, su talento y capacidad de llevarlos a la práctica en hechos concretos.

Los empleados de Justicia atesoran un enorme talento, al que desgraciadamente no es fácil dar salida por las barreras que plantean los instrumentos de los que disponen para su trabajo. No ha habido un especial interés por hacerles ver su potencial ni se les ha ofrecido la posibilidad de que ellos mismos lo conozcan. De ahí la importancia de la comunicación y la formación como primer paso de poner en marcha sistemas de innovación en la Justicia. Desde el Centro de Estudios Jurídicos y en los programas de formación superior de secretarios judiciales (los auténticos directores procesales, los que manejan la maquinaria) acabamos de introducir contenidos específicos en innovación y estamos ya empezando a formar en esta línea. El cambio de chip está empezando por aquí.

Por otra parte desde el Ministerio estamos intentando abrir la Justicia a la sociedad. Y esto supone entre otras cosas apoyar iniciativas que busquen ese propósito, aunque nazcan desde el emprendimiento privado. Si además es para generar dinámicas de innovación abierta mucho mejor. Es así como el Ministerio de Justicia está apoyando JUSTIAPPS, un ecosistema de innovación donde conviven derecho y tecnología, en el que cualquier ciudadano puede aportar una idea para mejorar el funcionamiento de nuestra Justicia.

El concurso de ideas estará abierto hasta el 25 de junio , las mejores serán premiadas y será en septiembre cuando en formato hackaton se junten estudiantes de derecho e informática para plasmarlas en  aplicaciones móviles que puedan ser incubadas y convertidas en servicios en producción real.

Ciudadanía, TIC, innovación, movilidad, millenials, etc... ideas todas ellas puestas al servicio de  la Justicia para ponerla a la altura del siglo XXI.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.