i-public@
reflexiones sobre administración pública inteligente

jueves, 3 de octubre de 2013

Intraemprendizaje público, en voz alta

Recientemente he terminado de leer el nuevo libro de mi buen amigo Alberto Ortiz de Zárate @alorza titulado "Intraemprendizaje público".


Trata sobre un asunto, la cultura del emprendimiento dentro de la Administración, de actualidad por su elevado contenido reformista, pero con aún escaso recorrido en los foros donde se cuecen las iniciativas que acaban por ponerse en marcha en las instituciones. 

Emprendimiento y función pública suenan, así de sopetón, como conceptos antagónicos e irreconciliables. Pero cualquiera que en algún momento haya trabajado en una organización pública habrá podido comprobar cómo hay micro-emprendedores, modestos y discretos, por muchas de las esquinas. Hacen poco ruido pero muchas veces es su empeño el que por ejemplo resuelve la vida en pequeños detalles a los ciudadanos.

Estos héroes anónimos necesitan sentirse cada vez más acompañados y comprendidos. Necesitan que los nuevos valores que ellos encarnan rompan con la jerarquía del enlatado modelo weberiano y sea la confianza el leit-motiv que engrase las relaciones personales y profesionales dentro de las Administraciones. De todo ello habla Alberto, siendo de agradecer que el hecho de que voces autorizadas como la suya den un paso adelante sistematizando en una publicación los diferectes aspectos que rodean este capítulo tan concreto como es el intraemprendimiento público.

Ni que decir tiene que me siento muy identificado con las ideas plasmadas en el libro; por su espíritu rebelde, contestatario y transgresor respecto al viejo modelo burocrático que hace funcionar las Administraciones. Se nota esa doble faceta del autor (psicólogo organizativo y profesional curtido en no pocas batallas) cuando mezcla con acierto  ingredientes de naturaleza conceptual, propuestas arriesgadas, experiencias personales, herramientas posibles y casos de referencia entre los que el que les habla modestamente ha contribuido.

Todo ello, aderezado con ese estilo tan personal de Alberto cuando se expresa, hace que se trate de un libro ameno y fácil de leer. Un libro imprescindible para cualquiera que desee acercarse a ese sueño tan posible como necesario una Administración excelente en el siglo XXI. Os lo recomiendo.


1 comentario:

Alorza dijo...

Muchas gracias, Óscar. Me has hecho ruborizar.

Espero que el libro sea útil o, al menos, ameno :-)

Se ha producido un error en este gadget.