i-public@
reflexiones sobre administración pública inteligente

martes, 8 de enero de 2013

Nuevo año, nuevos paradigmas

Después de un año malo de solemnidad, empezamos uno nuevo, el 2013, que todos deseamos mejor. Es de suponer que en algún momento debemos empezar a ver la luz al final del túnel, ¿será en este año que comienza? Ojalá. Mis mejores deseos para que así sea.

Echando la vista atrás para abordar el futuro de manera óptima veo cómo de una forma un tanto silenciosa, pero contundente, se están poniendo patas arriba los cimientos de los que hasta ahora eran comúmente aceptados como "principios básicos" en el funcionamiento de lo público.

  1. Del "Estado no es una cuenta de resultados" al "Estado S.A." : las decisiones públicas hoy, vengan de donde vengan, están todas presididas por un único frenesí, el de "cuadrar cuentas". Como sea y a costa de lo que sea. Cerrar el presupuesto conforme a las cifras indicadas en el plan de consolidación correspondiente es en estos momentos el objetivo público número uno.
  2.  De los "impactos de las políticas públicas son complejos y a largo" al "impactos, ¿hay impactos?": las decisiones son a corto y poco importan los efectos, las derivadas.Se verán a largo y para entonces, pocas cuentas se podrán pedir a quienes están decidiendo en estos momentos.
  3.  Del "lo público sirve para dotar de equilibrio social y territorial" al "Estado, en retirada" . O en huida atropellada , diría yo. Ciudadanos que se quedan sin transporte público, sin médico, que de repente tienen que pagar más por peor servicio, etc... La cohesión social como valor público, amenzada.
  4. De las "políticas públicas como corrector de los efectos del mercado" a las "políticas públicas como acelerador del deterioro social". Quién iba a decir que uno de los factores más agravantes de la actual situación fueran a ser decisiones concretas provinientes del sector público. No hay más que ver algunas cifras o indicadores macroeconómicos o de bienestar social y su relación con determinadas decisiones de política económica.
  5. De la "política como actividad destinada a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos" a la "política como repartidora del sufrimiento".Las declaraciones de un ministro hace unos días sobre cuál era su papel en estos momentos son concluyentes.
  6.  Del "empleo público de por vida" al "ERE público más fácil que nunca" . 2013 va a ser un año donde los previsiblemente más amenazados por perder su empleo van a ser los empleados de banca y los empleados públicos con relación laboral fija.
  7. Del "absentismo en lo público no hay quien le meta mano" al "absentismo en lo público, menor que en lo privado". Es la última noticia de hoy. ¿Alguien se lo podía imaginar?




2 comentarios:

Iñaki Ortiz dijo...

Me da la impresión de que esto no ha hecho más que empezar.

Ojalá que hagamos de la necesidad virtud y aprendamos algo de todo esto, para que la Administración que salga del naufragio sea mejor que la que tenemos.

Por cierto, que manzana más apetecible ;-)

ocortes dijo...

Ya veremos qué Administración sale del naufragio. Es la gran oportunidad de hacer cosas grandes pensando en un sector público potente, con musculo y de excelente calidad. Pero me temo que el resultado va a ser justo lo contrario. Un sector público marginal y esquilmado

Se ha producido un error en este gadget.