i-public@
reflexiones sobre administración pública inteligente

jueves, 26 de junio de 2008

Jugando a adivinar la Administración del 2020


Me ha gustado el reportaje que publica El País sobre tendencias en el sector tecnológico hasta el 2012. A medida que lo he ido leyendo, ha sido inevitable ir relacionando ideas con el tema que nos ocupa en este blog, la Administración pública inteligente (i-Administración). Salvando las distancias con el sector tecnológico y todo lo que que de él se deriva y teniendo en cuenta que para lo público el concepto "tiempo" es sensiblemente diferente (los 4 años hasta llegar al 2012 no son nada en la Administración), este ejercicio de análisis y relación me permite jugar a descubrir algunas claves sobre la Administración pública del futuro (2020?).


  • Talento: apuesto por la tendencia hacia una "Administración de grupo A (hoy subgrupo A1)", una Administración compuesta por potentes equipos de profesionales de alta capacidad y formación. Necesariamente la pirámide organizativa tendrá que invertirse, incrementándose notablemente el personal técnico en detrimento de los puestos de poco valor añadido y componente netamente burocrática. Para ello será preciso captar y retener personas con talento. Captación a través de procesos de selección diferentes que hagan hincapié en las competencias y el potencial de desarrollo del empleado público frente a la memorización de arduos temarios. Retención mediante sueldos de mercado y significativas inversiones en formación. Inevitablemente, una Administración inteligente tendrá que competir con el sector privado en el terreno del talento.

  • Contexto: la Administración también tiene que saber quiénes somos, dónde nos encontramos y qué necesitamos (con los límites evidentemente de los derechos a la intimidad y a la protección de datos). Y, por supuesto, ofrecer las respuestas correctas. Es el conocido concepto de "proactividad". Los servicios públicos del futuro se deberán orientar en este sentido. La visita, física o electrónica, a la ventanilla tenderá a pasar a la historia. Un ejemplo: cuando nace un niño la Administración podría determinar las posibilidades de tener plaza en una guardería pública y adjudicártela (en su caso) sin necesidad de ser el ciudadano el que esté pendiente y tenga que hacer todo el papeleo.

  • Global / Transversal: entendidos en sentido geográfico y competencial. El mundo ya está relacionado e inevitablemente lo estará cada vez más. Las Administraciones están sometidas a un continuo proceso de fragmentación. Es preciso incorporar ambas visiones al futuro de la gestión pública.

  • Sostenibilidad: la dimensión ecológica (Administración verde) adquiere un sentido creciente en la configuración de la Administración pública y en todos sus procesos de producción de valor . El tamaño de su actividad y su responsabilidad social refuerza la importancia de esta variable de cara al futuro.

  • Innovación: si cada vez parece más evidente que "los directivos y compañías con ADN puramente innovador lograrán sobrevivir", la capacidad de innovar en la Administración pública se configura como un elemento estratégico de futuro. Sólo la capacidad que tenga ésta en adaptarse a las transformaciones y su capacidad en generar soluciones que puedan atender las necesidades sociales que se presenten en el futuro servirá para reforzar su legitimidad ante los ciudadanos. Y para ello es preciso incorporar la innovación, tanto a nivel "macro" (p.ej. en el cambio cultural o en la adopción de nuevos paradigmas) como "micro" (p.ej. en el trabajo cotidiano de cada persona).

  • Socialización: será imprescindible que la Administración se incorpore a las nuevas comunidades y mundos virturales. Los ya comentados principios de escuchar y conversar adquirirán una creciente relevancia y serán inherentes a la actuación pública en una sociedad compuesta por "nativos digitales" que formarán un entramado social online.

3 comentarios:

Iñaki dijo...

Buena reflexión, Oscar.

A mi me parece importante también la clave de la estandarización que se cita en el artículo.

En el caso de la Administración la estandarización nos permitiría compartir recursos y desarrollar sistemas interoperables.

Natalia / ADMIRA dijo...

Hola Oscar,
Coincido plenamente con tus reflexiones.
Soy Natalia Pubul, directora comercial de ADMIRA, que será el I Salón de Productos y Servicios para la Innovación y Modernización de las Administraciones Públicas. Te invito a que te des una vuelta por nuestra página web y conozcas ADMIRA. www.salonadmira.es

adivinanzas dijo...

Buena reflexion.

Se ha producido un error en este gadget.