i-public@
reflexiones sobre administración pública inteligente

viernes, 29 de febrero de 2008

¿Qué tendrán las agencias estatales que los vuelve locos?


Eso mismo me pregunto yo estos días cuando no paran de aparecer voces reclamando la constitución de nuevas agencias estatales la próxima legislatura. Hoy veo la noticia en Expansión.com que los inspectores de trabajo proponen crear la Agencia estatal de Inspección. El otro día el Secretario de EStado de Seguridad Social, Octavio Granados, también proponía la creación de una Agencia estatal de la Seguridad Social. En este y otros blogs ya hemos debatido sobre la necesidad de una Agencia de los Servicios Electrónicos de la AGE.

Conclusión: todo el mundo se apunta a esto de las agencias. Aunque curiosamente ninguno de los partidos políticos mayoritarios apuesta explícitamente por nuevas agencias en sus programas electorales. Parece una panacea, la solución mágica cuando de problemas como competencias, autonomía y flexibilidad se trata. Además, el modelo de la Agencia Tributaria es golosón: altos presupuestos, capacidad para hacer cosas, apoyo político, independencia, elevados sueldos de sus funcionarios.... ¡Vamos, el sueño de cualquier directivo público! . Pero los deseos no siempre se hacen realidad y en este caso quizá tampoco; no lo decimos porque no se puedan crear éstas u otras agencias (que posiblemente ocurrirá) sino que tal y como se están constituyendo quizá no se alcancen los objetivos anteriores.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Salvo ciertas cuestiones de imagen la Agencia Tributaria sigue funcionando tan mal como antes de su creación. El fraude fiscal sigue igual o peor. No existe ninguna flexibilidad, conozco casos de puestos importantes sin cubrir durante 4 ó 5 años. La única utilidad de la A.T. es el incremento de retribuciones de los Inspectores pero no para el resto de personal.

Se ha producido un error en este gadget.