i-public@
reflexiones sobre administración pública inteligente

martes, 11 de diciembre de 2007

Política y racionalidad pública

Lo público en muchas ocasiones es difícil de entender, especialmente cuando entra en juego la variable política que marca ciertas decisiones que chocan con la racionalidad y sentido común administrativo o económico. Decisiones políticas que son tomadas sin evaluar los impactos, costes y convulsiones que provocan en las Administraciones públicas.

Para ilustrar lo que estoy diciendo voy a contar algo que es poco conocido. Afecta a Correos y a la Administración General del Estado. Históricamente el servicio público de correos se vino prestando hasta 1991 a través de una dirección general de la AGE en la que prestaban sus servicios hasta 65.000 funcionarios de los Cuerpos especiales de Correos y Telecomunicación. Sucesivas decisiones políticas van convirtiendo la dirección general en organismo autónomo (1991), entidad pública empresarial (1998) y sociedad estatal (2001). El problema viene cuando se llega a la paradoja de crear una sociedad mercantil (con capital 100% público, eso sí) pero con trabajadores funcionarios.

La siguiente decisión política es vaciar Correos de funcionarios, lo cual no es fácil (hablamos de 55.000 en 2001). Para que ello se adoptan varias medidas: la primera, declarar "a extinguir" los Cuerpos de Correos y Telecomunicación; apostar por un plan de excedencias incentivadas voluntarias para mayores de 55 años (medida seguramente copiada por la AGE en no mucho tardar), y facilitar la salida a otras Administraciones a los funcionarios que así lo desearan.

Esta salida no se suponía fácil, ya que los funcionarios de Correos, igual que los docentes o sanitarios son de naturaleza muy específica y estaban sometidos a la cláusula "ex11" según la cual no podían participar en los concursos de la AGE. Primeramente se optó por facilitar el acceso a estos funcionarios a sectores considerados "prioritarios" en la Oferta Pública de Empleo. Medida coherente porque a la vez que se reforzaban de personal áreas que lo necesitaban se solucionaba el problema de que estos puestos no son "golosos" para funcionarios de otros cuerpos ya que se les suele restringir su movilidad.

Las decisiones anteriores provocan una salida ordenada y gradual de funcionarios pero que puede ser absorbida por la AGE y sus puestos ser ocupados con garantías en la Sociedad Estatal. Pero hay un problema: es demasiado lenta (todavían quedan más de 30.000 funcionarios en Correos). Y para acelerar se toma la última decisión política es de julio y que es donde quiero llegar. La Comisión Interministerial de Resoluciones (CIR) adopta la resolución de eliminar la restricción "ex11" para los funcionarios de los Cuerpos de Correos y Telecomunicación, lo cual supone abrir de par en par las puertas para su salida hacia la Administración.

Esta decisión está ocasionando impactos muy negativos a distintos niveles, tanto en la AGE como en Correos, impactos que para nada han sido tenidos en cuenta en la "superior" toma de decisiones políticas. En la AGE:

  • Se le inflan sus plantillas al tener que absorber miles de nuevos funcionarios, en especial de grupos más bajos (C y D), precisamente los que deberían ser más excedentarios.
  • El funcionario de Correos sabe de temas postales y no de administración general. Hay adjudicaciones de puestos alucinantes como que un cartero de reparto a pie pase a ocupar un operador de consola en la subdirección de informática del Ministerio de Industria.
  • No se está formando a los funcionarios de Correos para las nuevas circunstancias.
  • Se está creando mal rollo en el clima laboral porque los de Correos suelen ser recibidos con hostilidad en sus nuevos destinos al verse como unos "intrusos" que están restando oportunidades profesionales al resto de funcionarios.

En Correos:

  • Descapitalización intelectual de la sociedad estatal: se está yendo mucha gente con años de experiencia que no se está cubriendo con personas más capacitadas.
  • La aceleración de salidas y lentitud de llegadas provocan que haya puestos sin cubrir, recurriéndose a contratación eventual.

Y, a pesar de todo, el servicio postal sigue siendo el más valorado por los españoles según el CIS.

4 comentarios:

Rutilio Alonso dijo...

Espinoso asunto el que tocas hoy.
Solo tocare uno de los 1.000 temas interesantes derivados de Correos y lo hare a modo de ejemplo:
¿Que hacer con los operadores de telegrafos? Pertenecen a la direccion de tecnologia, luego lo mas facil seria formarlos (como tu anotas) y reciclarlos.
Olvidas un detalle: son funcionarios y cobran un sueldo vitalicio por no hacer nada. Bajo esas condiciones, ¿para que formarse? ¿para trabajar?. RESULTADO: la negacion por respuesta.
Si quieres y conoces el tema Correos, podemos hablar de el, es muy dificil hacer rentable una sociedad mercantil con funcionarios, pero discrepo en el concepto descapitalizacion de Correos que manejas, de hecho Correos ha acogido en su seno profesionales de fuerte calado en los ultimos tiempos provenientes de la AGE.

ocortes dijo...

Efectivamente Rutilio. El tema Correos da para mucho pero, aunqu lo conozco bastante bien, el objetivo de mi post era enfrentar decisiones políticas y racionalidad. Para ello lo ilustrado con lo de Correos pero sin pretender un post o un debate sobre la sociedad estatal.
Sólo dos apuntes: Correos es rentable (entendido como rentabilidad económica) pues lleva en beneficio neto positivo desde hace más de 5 años; y respecto a la descapitalización me refiero a jefaturas medio-altas, medias y por qué no a carteros de muchos años que saben como repartir bien un barrio. Si te refieres a los "profesionales de fuerte calado" provenientes de la Agencia Tributaria podríamos hablar de sus luces (que las hay) pero también de sus sombras.

Rutilio Alonso dijo...

Efectivamente podriamos generar un bonito debate :-) Efectivamente, es rentable, pero hay que conocer como se hizo rentable, ¿no crees? entre otras cosas gracias a medidas "drasticas" del estilo a las que comentas.
Como sabes, por alguna intervencion mia, para mi, el intercambio de profesionales es siempre buenoy no lo considero una descapitalizacion.
Con respecto a los profesionales llegadas, he tenido oportunidad de trabajar con el hace años y me quedo con las cosas buenas, que malas ya tenemos todos :-)

rosacobos dijo...

Por mi condición de funcionaria de Administración Local me pierdo un poco en lo que se refiere a los cuerpos que conforman la AGE.
La exposición acerca de lo que sucede con Correos ha quedado muy clara en la forma en que Óscar la ha expuesto. Estas medidas afectan bastante al personal, tanto al de Correos como al resto y, precisamente, es doloroso pensar que con ellas el que "paga el pato" siempre es el trabajador.
A la hora de implantar medidas de este tipo los políticos piensan generalmente en términos económicos y de rentabilidad, de eficacia y de eficiencia, lo cual está bien, pero ¿qué ocurre con el capital humano? TAmbién en este aspecto se debería tener una especial sensibilidad, si tenemos en cuenta que de los empleados públicos va a depender en gran medida una buena y eficiente prestación del servicio público.
En principio, esos "malos rollos" entre compañeros no deberían existir, puesto que se han originado gracias a la adopción de determinadas líneas de actuación por parte de la empresa. En estos casos lo ideal y deseable sería que, en lugar de luchar unos contra otros, uniéramos esfuerzos para intentar luchar, bien contra esas medidas tan drásticas, bien contra la forma en que se adoptan.

Se ha producido un error en este gadget.