i-public@
reflexiones sobre administración pública inteligente

martes, 18 de diciembre de 2007

Madrid y sus servicios públicos on line


En la ciudad de Madrid todavía queda un buen trecho para que la Ley de Acceso Electrónico de los Ciudadanos a las Administraciones Públicas tenga verdaderos efectos. Parece mentira que la capital de España con miles de funcionarios en su nómina y estructura municipal cuasi-ministerial tenga una eAdministración tan deficiente.


Ayer mismo me dispongo a darme de alta en el padrón municipal. Accedo a la página web del ayuntamiento con la intención de ahorrarme papeles y desplazamientos. Al principio todo bien porque descubro un acceso a "Trámites y Gestiones" y dentro de él diversas opciones relativas a procedimientos relacionados con el padrón municipal. Incluso hay una ventana de "Oficina virtual" e iconos indicando si son trámites con certificado digital, si lo que facilitan son impresos, etc. En este punto todo indica que se trata de un portal potente con multitud de servicios on-line. Pero nada más lejos de la realidad. Al acceder al procedimiento específico no encuentras más que información escrita sobre el procedimiento, a lo sumo un impreso en pdf y una invitación cordial a realizar el trámite en la oficina municipal. Visita que, por supuesto, he de hacer y que a decir verdad va mejor de lo esperado: al menos no piden copias de los documentos.


Visto lo visto me atrevo a decir que hay algo de "publicidad engañosa" en lo que respecta a los servicios públicos en Madrid. Los distintos soportes te venden una cosa y la realidad acaba siendo otra. Me ocurrió lo mismo cuando fui a obtener el distintivo de residente para aparcar en mi barrio, experiencia que ya os conté. En la información que te mandan a casa indicaban que llamando al 010 (teléfono municipal gratuito) se podía renovar. Llamé y me dijeron que no, que la opción no había podido ser activada.


No estaría de más que en Madrid se pusieran las pilas, tanto en lo relativo a la comunicación como en la modernización de los servicios públicos.




1 comentario:

rosacobos dijo...

Parece ser que muchas veces las buenas intenciones solo se quedan en eso, en intenciones.
Si eso ocurre en Madrid, imagínate en capitales de provincia con menos población.
No sirve de nada hacer estudios, proyectos y leyes si luego no se cuenta con los medios y herramientas adecuados para llevar a la práctica toda esa teoría.
Ya sabemos el trabajo que cuesta llevar a término algún proyecto en la Administración pública, y la mayoría de ellos solo se quedan en el principio o, como mucho, a medio camino. Por eso, hasta que la realización de un proyecto no se haga realmente efectiva y se pueda materializar, no deberían emprenderse nuevos planes.

Se ha producido un error en este gadget.