i-public@
reflexiones sobre administración pública inteligente

martes, 3 de noviembre de 2009

Halloween y las jefaturas fantasma en las AAPP


Las relaciones de puestos de trabajo (RPT) públicas están plagadas de jefaturas fantasma. Lo podréis comprobar si alguna vez os animáis a echar una ojeada a los concursos para la provisión de puestos de trabajo que aparecen en el BOE. Llama la atención la cantidad de puestos de trabajo que comienzan con eso de "jefe de..." ( jefe de negociado, jefe de proyecto, jefe de unidad administrativa, jefe de equipo A, jefe de equipo B, etc. ) y descubrir que detrás de esa careta rimbombante está hueco: las funciones de las que corresponderían a una labor de jefatura, empezando por las más simples como dirección de equipos y asunción de responsabilidades, son nulas.


Estas jefaturas fantasma en realidad corresponden en su mayor parte a puestos base de administrativos que se dedican a labores de tramitación aunque también existe otro grupo de puestos de un cierto nivel (24 en adelante) con funciones (teóricas) de naturaleza puramente técnica; en cualquiera de los casos se trata de puestos unipersonales carentes de personas a su cargo. En definitiva piezas sin más del engranaje administravo.

Esta realidad corresponde a una vieja herencia de hipertrofia burocrática que no sólo no hay bicho viviente que se decida a acabar con ella (con algunas honrosas excepciones) sino que, por el contrario, se reproduce cuando de crear nuevas estructuras orgánicas se trata (léase el ejemplo de las nuevas agencias estatales).

Sería bueno que un mínimo pose de racionalidad y sentido común fuera extendiéndose en la ordenación de puestos de trabajo en las instituciones públicas, suprimiendo puestos obsoletos (por ejemplo, muchas de estas jefaturas unipersonales), reclasificando y renombrando otros, convergiendo hacia un número inferior de ellos que incluyeran abanicos funcionales amplios y disminuyendo el elevado número de niveles. No es imposible, conozco sitios donde se ha hecho. El despliegue del Acuerdo Gobierno-Sindicatos podría ser el marco adecuado.

2 comentarios:

El Gat dijo...

Hola, me ha surgido una duda tras leer tu artículo. Bueno, dos:

1) Las Relaciones de Puestos de Trabajo que mencionas, ¿son públicas? ¿Donde / como podría acceder a las mismas un gato de la calle como yo?

2) Una vez las pudiera tener delante, ¿hay forma de identificar una jefatura fantasma? ¿Existen organigramas exhaustivos especificando cada puesto y sus relaciones verticales y transversales con otros?

Es por una idea loca que he tenido...

Maullidos cordiales,
G.

ocortes dijo...

@El Gat Las RPT no son documentos públicos a los que cualquiera pueda acceder. Una idea bastante aproximada de lo que quieres la puedes ver en los diferentes concursos que aparecen en los boletines oficiales. En ellos se ve en cierto modo las características de los puestos de trabajo susceptibles de concurso (nivel 28 para abajo)

Se ha producido un error en este gadget.