i-public@
reflexiones sobre administración pública inteligente

lunes, 2 de julio de 2007

Comienza i-public@

Hoy en día desde algunos ámbitos tiende a cuestionarse lo público. Los motivos suelen ser variados: alejamiento del ciudadano, trato, ineficiencia, burocracia, lentitud, etc. Además, su complejidad y elevado grado de abstracción hace que en muchos casos el valor que aporta no sea excesivamente visible para los ciudadanos y sí por el contrario los impuestos que son necesarios para su mantenimiento.

Ciertamente muchas de las patologías que se atribuyen a lo público son ciertas, pero también es preciso resaltar dos ideas fundamentales: lo público es una fuente potente de valor y existe un proceso de reflexión y ejecución de distinto tipo de reformas con el objeto de adaptarlo a las nuevas necesidades sociales.

Este blog nace con la voluntad de aportar un granito de arena más, desde un punto de vista exclusivamente profesional, en este proceso. Primero, porque el que lo suscribe cree firmemente en el papel de lo público como motor del desarrollo y transformación socio-económica , como elemento educador y promotor de valores y principios en la sociedad y como garante de la estabilidad y equidad necesarias para el progreso y vertebración de un territorio. Segundo porque las nuevas tendencias en gestión pública y configuración administrativa suponen un espacio amplio y abierto para el debate y contraste de ideas.

Precisamente esta amplitud hace necesario enfocar los contenidos sobre los que se pretenden presentar las aportaciones. El concepto elegido es la i-administración (o "administración inteligente") como evolución avanzada de lo público en dos aspectos concretos:

  1. el de "administración abierta" ("open government"): en sus diversas facetas de canales de participación y transparencia, responsabilización y rendición de cuentas, modernización de servicios públicos y modelo relacional público-privado.
  2. el de "profesionalización de lo público": en todo lo relativo a la función directiva y a distintos enfoques del empleo público como base fundamental para alcanzar la excelencia.

El cuestionamiento actual de lo público puede y debe servir, no para cuestionar su necesidad y significado, sino como palanca de mejora que refuerce su legitimidad ante los ciudadanos. Y con este espíritu empezamos, siendo conscientes de sus carencias pero también con el firme convencimiento de su necesidad y de todo su potencial.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

No coincido con Usted en alguno de los roles que asigna a lo que llama "lo público": elemento educador y promotor de valores (papel que en ámbitos democráticos debe quedar reservado al individuo en base a su derecho a decidir libremente)

ocortes dijo...

Muchas gracias por tu comentario. El asunto de los valores y del papel de lo público da para un debate largo y tendido. Porque no es lo mismo sociedades avanzadas que sociedades del tercer mundo y tampoco es lo mismo valores colectivos que valores individuales. Habría mucho que comentar.

Se ha producido un error en este gadget.